Home Blog

Dentro de su pie vivían cientos de gusanos, mira que le hicieron

Las larvas migratorias cutáneas microscópicas suelen infectar a gatos o perros. Estos anquilostomas tienden a vivir en la arena o en el suelo donde el perro o gato infectado defecaron.

Para curar esto, la pareja tuvo que tomar un medicamento que no tiene licencia para venderse en Canadá, así que el médico reportó su caso y envió fotos de sus pies al Ministerio de Salud de Canadá para obtener la medicina.

Desafortunadamente, a pesar de la grave hinchazón, el Ministerio de Salud de Canadá negó su solicitud y declaró que su caso “no era lo suficientemente grave”.

Para obtener el medicamento requerido, la madre de Eddie condujo hasta Detroit, Estados Unidos, y pagó alrededor de USD 65 (casi 88 dólares canadiense) por la ivermectina.

Eddie y Katie tomaron la medicación durante dos días, y por fin, empezaron a mejorar, aunque todavía necesitaban una muleta para caminar.

“Nuestras ampollas disminuyeron bastante… Los gusanos han muerto. O deberían estarlo”, dijo Eddie.

Dentro de su pie vivían cientos de gusanos, mira que le hicieron

Afortunadamente, esta vez, el médico sabía exactamente lo que habían contraído.

“Cuando volví al hospital el lunes fuimos muy afortunados que el médico de urgencias hubiera visto esto antes, hace 10 años y de un turista que regresaba de Tailandia”, escribió Eddie en un posteo de Facebook.

El médico dijo que tenían anquilostomas en los pies o también llamados larvas migratorias cutáneas.

“Tengo docenas de gusanos en los pies, y Katie también”, dijo Eddie al Windsor Star.

“Es bastante asqueroso. Es algo que vive en tu cuerpo y que se supone que no debería estar ahí”, dijo Eddie.

La pareja sospechaba que habían contraído anquilostomas mientras caminaban descalzos por la playa del resort en la República Dominicana.

Dentro de su pie vivían cientos de gusanos, mira que le hicieron

La pareja no pensó mucho en la comezón hasta que regresaron a casa.

El viernes 19 de enero de 2018, un día después de regresar a casa desde el Caribe, Eddie notó una hinchazón en sus pies, y para el fin de semana, solo empeoró. Tenía ampollas dolorosas en los dedos de los pies, y una severa hinchazón que le impidió ponerse los zapatos o los calcetines. Para empeorar las cosas, necesitaba ayuda para caminar.

Pero en la noche del domingo, Katie comenzó a experimentar los mismos síntomas horribles que asolaban a Eddie.

Dentro de su pie vivían cientos de gusanos, mira que le hicieron

Durante su estadía de una semana en el resort, una pareja caminó descalza a lo largo de las doradas arenas, tomando el sol tropical. En enero de 2018, Eddie Zytner y Katie Stephens, de Windsor, Ontario, volaron a Punta Cana, República Dominicana, para relajarse en el IFA Villas Bavaro Resort and Spa. “Durante gran parte de nuestro viaje, nos dimos cuenta de que nos rascábamos mucho los pies”, dijo Eddie a CTV News en una entrevista telefónica. “Habíamos escuchado hablar de las pulgas de arena, así que al principio asumimos que era eso”.

Este bulto no lo dejaba caminar, hasta que se pincho y ¡Mira que paso!

Lo que comenzó como un pequeño bulto que a simple vista tenia forma de ser una ampolla que con el tiempo podía desvanecerse con cuidados especiales se torno a crecer y crecer muy rápidamente hasta que se forma un gran absceso del tamaño de una pelota de beisbol que le impedía caminar o hacer cualquier actividad a esta persona pues invadió toda la planta del pie, tras ir con médicos se le explico que estaba pasando por una ‘’Fibroma Plantar”.

Un fibroma plantar es un nudo (nódulo) fibroso en el arco del pie. Está incrustado dentro de la fascia plantar, una banda de tejido que se extiende desde el talón hasta los dedos de los pies en la planta del pie. Un fibroma plantar puede desarrollarse en uno o en ambos pies, es benigno (no maligno), y habitualmente no desaparece o se achica sin tratamiento. Las causas definitivas de esta afección no han sido identificadas claramente.

CLICK AQUI PARA VER EL VIDEO

Horrible lo que le salió de su pie ¡No creerás lo que era!

Horrible lo que le salió de su pie ¡No creerás lo que era!

La extracción quirúrgica de uña se puede hacer para las infecciones micóticas (por hongos) de las uñas que son graves o recurrentes. Se puede eliminar la uña entera (avulsión) o solo parte de la uña (desbridamiento). La extracción quirúrgica de uña puede hacerse en una clínica o en el consultorio médico. Su médico le dará una inyección en el dedo de la mano o del pie para prevenir el dolor. A continuación aflojará la piel que rodea la uña (pliegues de la uña) y separará la uña de la piel mediante un instrumento que se coloca debajo de la uña.  Si solo parte de la uña está afectada, solamente se eliminará la parte afectada. Si quiere evitar infecciones futuras evitando que la uña vuelva a crecer, su médico puede destruir la matriz ungueal. Esto se consigue mediante la aplicación de un producto químico en la zona de la cutícula después de haber eliminado la lámina ungueal. Se aplica una pomada a la herida, la cual se cubre con gasa y esparadrapo a continuación.

Horrible lo que sucedió cuando le pincharon este bulto ¡No apto para sensibles!

Estrenar calzado, dar largas caminatas sin la protección de calcetines o medias, llevar zapatos demasiado apretados, tener la piel de los pies demasiado deshidratada… son algunos de los factores que pueden provocar la aparición de una ampolla. En ocasiones, por mucho que intentemos prevenirlas acabamos sufriéndolas y es en ese momento cuando surge la eterna pregunta: ¿qué debo hacer?, ¿explotarla?, ¿dejarla que se cure sola?, ¿cómo elimino el líquido? Los especialistas no son partidarios de tocar la zona y abogan por dejar que la lesión se cure por sí sola. No obstante, sobre todo si la ampolla es de gran tamaño, al calzarse o caminar puede reventar. Esto, además de provocar un gran dolor, aumenta el riesgo de infección. De esta forma, si la ampolla se abre hay que hacer una cura para eliminar los restos del líquido o la sangre del interior y evitar que la zona se infecte.

Horrible lo que salió de su ombligo, ¡No creerás lo que era!