Horrible lo que sucedió cuando le pincharon este bulto ¡No apto para sensibles!

Estrenar calzado, dar largas caminatas sin la protección de calcetines o medias, llevar zapatos demasiado apretados, tener la piel de los pies demasiado deshidratada… son algunos de los factores que pueden provocar la aparición de una ampolla. En ocasiones, por mucho que intentemos prevenirlas acabamos sufriéndolas y es en ese momento cuando surge la eterna pregunta: ¿qué debo hacer?, ¿explotarla?, ¿dejarla que se cure sola?, ¿cómo elimino el líquido? Los especialistas no son partidarios de tocar la zona y abogan por dejar que la lesión se cure por sí sola. No obstante, sobre todo si la ampolla es de gran tamaño, al calzarse o caminar puede reventar. Esto, además de provocar un gran dolor, aumenta el riesgo de infección. De esta forma, si la ampolla se abre hay que hacer una cura para eliminar los restos del líquido o la sangre del interior y evitar que la zona se infecte.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here